El Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias (IUETSPC) de la Universidad de La Laguna ha participado hoy miércoles 8 de noviembre en un nuevo ejercicio de simulacro de Ébola organizado por la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias. Por parte del centro académico ha coordinado la acción el investigador Jacob Lorenzo Morales, que es además el encargado de bioseguridad y del laboratorio de seguridad biológica de nivel 3 (P-3) en este centro de investigación.

En este ejercicio, participaron el Servicio de Urgencias de Canarias y Sanidad Exterior, el HUNSC como hospital de referencia para el tratamiento de casos de enfermedades infecciosas de alto riego en la región y en Canarias, el IUETSPC como laboratorio encargado de inactivar la muestra en el laboratorio de bioseguridad de nivel 3, donde además se realizó un primer diagnóstico, la Dirección General de Seguridad y Emergencias de Canarias y, por último, la Dirección General de Salud Pública, que actuará como coordinadora del ejercicio.

Durante el desarrollo del simulacro se realizó una evaluación continuada de cada uno de sus pasos con el fin de detectar posibles fallos en el desarrollo del ejercicio, con vistas a posibles situaciones que se puedan presentar o de futuros nuevos simulacros. Lorenzo Morales asegura que de esta forma queda consolidada la formación y preparación de todo el personal de las entidades descritas en el caso de una posible crisis de Ébola, como la recientemente ocurrida.

La realización del segundo simulacro de este tipo realizado con la participación del IUETSPC, permite además el estreno de un nuevo sistema de diagnóstico rápido de Ébola recientemente adquirido por el instituto universitario, gracias a la subvención conseguida por el Gobierno central para dotar y mejorar las infraestructuras del centro.

Así, el sistema Filmarray de la casa comercial Biomerieux permite obtener resultados diagnósticos en exactamente una hora. Cabe destacar que esta instrumentación es una de las pocas que existe en el panorama nacional, aparte de la del Instituto de Salud La Paz-Carlos III de Madrid, centro nacional de referencia diagnóstica para esta patología. Jacob Lorenzo destaca la labor del director del instituto, Basilio Valladares, quien fue clave en la consecución de estos fondos gracias a su constante trabajo.