El vicepresidente tercero de la Corporación insular y consejero insular de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Seguridad, José Antonio Valbuena (PSOE), aseguró ayer que su área no tiene constancia de la existencia de más construcciones con fibrocemento y amianto en el interior del Parque Nacional del Teide. Valbuena circunscribe el problema a algunas de las casas del Sanatorio y al refugio de montañeros Edmundo Herrero.

"Estos trabajos encarecen el coste final porque son tratamientos complejos, que solo pueden realizar gestores autorizados, y el material debe enviarse posteriormente a la península. Es la parte más delicada", añade Valbuena.

 

El consejero insular aseguró que pese a no tener constancia de la existencia de más elementos con fibrocemento en el Parque Nacional del Teide, sí falta información respecto al resto de la Isla: "No tengo constancia de que haya ningún censo sobre edificios públicos y privados con elementos que puedan contener amianto en Tenerife".

 

"Sí existe la intención de hacer un estudio en zonas rurales para detectar construcciones, como invernaderos, que puedan contener amianto, con el objetivo de instar a los propietarios a su retirada", avanzó Valbuena.

 

"La existencia de amianto preocupa en cualquier tipo de espacio y es, además, la parte que más encarece los proyectos de demolición y regeneración del entorno previstos en el Parque Nacional del Teide", reconoció.