El Consejo General de Empleo, en el que participan los agentes sociales y económicos junto al Gobierno, ha aprobado hoy la oferta formativa dirigida prioritariamente a personas en situación de desempleo para los próximos tres años. En este período se realizarán un total de 1.845 acciones formativas -cursos- ajustadas a las demandas laborales de cada isla y que permitirán obtener, de forma gratuita, un certificado profesional en alguna de las 268 especialidades programadas. En este trienio se estima llegar a 15.000 personas cada año, es decir, a un total de 45.000.

La consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, Cristina Valido, aplaudió el consenso con los y las representantes de empresas y sindicatos de todas las islas y la intensa labor realizada por el Servicio Canario de Empleo (SCE), que “ha reactivado los consejos insulares de formación y empleo (CIFE) para analizar las prioridades formativas en colaboración con las administraciones locales y los agentes económicos y sociales de cada isla”.

Para el diseño de esta oferta se ha tenido en cuenta el impacto de las acciones formativas impartidas en la creación de empleo en cada isla y la buena inserción, un indicador a través del que se mide si la persona que ha certificado ha encontrado un empleo en la misma especialidad en la que se ha formado.

La responsable de Empleo explicó, además, que, como novedad, se han incorporado dos nuevos certificados de nivel II y III para el tratamiento de plagas con el fin de dar respuesta rápida al problema originado por una plaga de termitas en Tenerife. “Es la prueba de cómo trabajar con cada isla y cada territorio nos permite adaptar la formación a las necesidades que puede tener en breve, haciéndolo en tiempo récord y para atender una realidad actual”, aludió.

Valido explicó que la decisión de plantear estos certificados “se ha llevado a cabo a instancias de los ayuntamientos de La Laguna y Tacoronte, el Cabildo de Tenerife y la Consejería de Política Territorial”.

Otra de las novedades que plantea esta nueva oferta son los certificados referentes a los empleos en la economía azul, que responden al mandato del Parlamento de Canarias de 2017 que instaba al Gobierno a fomentar los empleos en este ámbito profesional. Con este fin, se han incluido certificados relacionados con la acuicultura, el mantenimiento de embarcaciones o actividades portuarias, entre otras.

El diseño de los cursos y sus prioridades han sido establecidos a partir del análisis del mercado de trabajo y las tendencias mostradas en relación al empleo en cada isla. Por lo tanto, es el resultado de aunar la información disponible sobre previsiones del comportamiento futuro del mercado de trabajo y las proyecciones de los sectores productivos canarios a medio plazo en cuanto a su desarrollo y previsibles necesidades de perfiles profesionales.

Para ello, se han integrado las propuestas y recomendaciones derivadas del diagnóstico realizado por los agentes económicos y sociales, que tienen un papel protagonista en el entorno productivo canario.

En el último año, 15.981 personas consiguieron en las Islas un certificado profesional tras recibir la formación gratuita que imparte el SCE o tras presentarse a las pruebas que periódicamente convoca el Instituto Canario de Cualificaciones para acreditar la experiencia laboral o formación profesional. Y muchas de ellas, que habían abandonado sus estudios de primaria y secundaria por circunstancias personales, han conseguido aprobar los exámenes de competencias básicas y obtener, con la formación especializada recibida, un certificado de mayor nivel. Seis de cada diez personas que hacen esta formación se insertan en el mercado laboral, datos que avalan la necesidad de seguir potenciando esta formación.